DIVIDENDO DIGITAL OCTUBRE 2014


ARTICULO DEL DIARIO DE PONTEVEDRA


Nuevas tecnologías

Pontevedra se prepara para resintonizar sus canales de TDT


Etiquetas: antenas, canales, resintonizar, amplificador, TDT

19/10/2014 - Jesús Iglesias (Pontevedra)

La liberación de espacio de las frecuencias de TDT (el conocido como ‘dividendo digital’) para hacer un hueco a la telefonía móvil de cuarta generación impondrá no solo una resintonización de los canales de televisión, sino también que una gran mayoría de los edificios de Pontevedra tengan que realizar adaptaciones en sus instalaciones. Los cambios afectarán esencialmente a las antenas comunes de las comunidades de propietarios: los antenistas prevén instalar nuevos amplificadores hasta en un 90% de los edificios de la ciudad.

Aunque todo dependerá del tipo de aparato receptor existente en el inmueble y del número de módulos que se tengan que adaptar, la inversión en cada comunidad vecinal estará entre los 130 y los 500 euros (se estima una media de 20 o 25 euros por hogar). Tal y como constatan los responsables del servicio de información al ciudadano puesto a disposición por parte del Ministerio de Industria (a través de los teléfonos 954 307 796 y 901 2010 04 y de la web ‘http://www.televisiondigital.es/Paginas/Index.aspx’), en el caso de las viviendas que cuenten con antenas individuales, solo será necesario llevar a cabo adaptaciones «si no cuentan con amplificadores de banda ancha».

El Gobierno ha establecido el próximo 26 de octubre como fecha para que todos los ciudadanos resintonicen sus canales de televisión a través de su mando a distancia (una operación sencilla y sin coste alguno), habiten o no en un edificio con antena colectiva. Tras esta primera reordenación, se producirá una sintonización definitiva el 31 de diciembre, cuando se liberará el ‘dividendo digital’ y solo se emitirán las nuevas frecuencias. Las comunidades de vecinos de Pontevedra disponen pues de dos meses y medio para colocar los medios técnicos que sean necesarios.

A los instaladores de antenas y televisión digital les queda un arduo trabajo por delante. Según constata José Luis Lamoso, responsable de la firma Isatel en Pontevedra, en estos momentos «ya se está produciendo bastante movimiento en este sentido», sobre todo «por parte de las administraciones de fincas, que están solicitando presupuestos para los ajustes en las cabeceras». «En la zona de Pontevedra -aclara-, el principal cambio será el canal 31. En enero de 2015 dejará de emitir el 69, que cambiará al 31 (ahora mismo emiten de forma simultánea). Los canales que se emitían por ahí, se dejarán de ver, y será necesario poner el amplificador para que se pueda recibir».

Las ayudas

Lamoso recuerda que estas adaptaciones deben llevarlas a cabo técnicos de instaladores oficiales (caso de Isatel) y que el Gobierno ofrece ayudas económicas (de entre 100 y 550 euros) para ayudar a sufragarlas. «Haríamos un boletín ante Telecomunicaciones y, una vez lo aprueben, presentaríamos una factura con ese boletín y un recibo de la transferencia. Cuanto antes se tramite, mejor», señala.

En este sentido, José Luis Lamoso aclara que, si bien las instalaciones ya se pueden efectuar, las tramitaciones de las subvenciones aún no han podido llevarse a cabo, por lo que los instaladores se pondrán manos a la obra a partir de este momento. En todo caso, Lamoso advierte de que los cambios afectarán a «todas» las comunidades de vecinos que tengan amplificadores y algunas de que tienen centralitas programables (hay que reprogramarlas). «En torno a un 80 o 90% de las comunidades de Pontevedra -calcula- necesitarán adaptarse».

La mayoría solo precisan instalar un amplificador

Para los pontevedreses que viven en comunidades de propietarios, las actuaciones a realizar dependerán del tipo de instalación de recepción de televisión existente en el edificio. Así, en el caso de los amplificadores monocanal, se tendrán que sustituir los amplificadores de los canales afectados por la liberación del ‘dividendo digital’. En el caso de las centralitas programables, se tendrá que reprogramar la centralita para el rango de canales afectados por la migración, mientras que aquellos que cuenten con amplificadores de banda ancha no tendrán que efectuar ninguna adaptación (únicamente será necesaria la resintonización).

Tal y como apunta José Luis Lamoso, responsable de Isatel, las actuaciones «dependerán de la zona» y, en principio, «para Pontevedra solo hace falta el cambio de un amplificador». «Lo que sucede es que muchas comunidades todavía no tienen los canales de alta definición, por lo que todo dependerá de lo que quieran hacer. En Pontevedra, el mínimo será un amplificador y el máximo, tres», matiza. Así pues, la inversión se situará entre los 130 y los 150 euros en la mayor parte de las comunidades.